noticias para alhaurin de la torre

Una oleada de robos sacude Alhaurín desde hace 4 meses

Y Por ello, Cerrajero alhaurin de la torre recomienda siempre cerrar con llave.

 

En una misma calle han sufrido cinco robos desde diciembre, el último la semana pasada. Los ladrones entran por las ventanas cuando los inquilinos abandonan la vivienda. El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre solicita un refuerzo mínimo de veinte guardias civiles.

Están psicóticos. El menor ruido les despierta y reconocen que por la noche tienen miedo. Llevaban dos meses tranquilos desde que el pasado diciembre tres casas de la calle fueron asaltadas, pero la semana pasada el robo en otra vivienda de la urbanización les hizo preguntarse de nuevo por su seguridad. Temen que los ladrones vuelvan porque, denuncian, se sienten desprotegidos.
Los vecinos de la urbanización de Casas Blancas, de Alhaurín de la Torre, han sufrido en menos de tres meses cinco robos en sus domicilios, casas pareadas a ambos lados de una calle sin salida, la de José Bergamín. A éstos se suman otra media docena de asaltos a chalés de la Vaguada de la Sierra, de Retamar y de Tabico Alto. Los investigadores sospechan que se trata de una misma banda, formada por ciudadanos de Europa del Este, que actúa en Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande y en Coín.?Fuentes de la Guardia Civil y de la Policía Local del municipio alhaurino han confirmado la presencia en la zona de estos supuestos delincuentes, que aprovechan la orografía del terreno para huir con lo recaudado.
También el alcalde del municipio, Joaquín Villanova, reconoció a este periódico la dificultad de vigilar las zonas diseminadas del municipio, que son, precisamente, las preferidas por estos ladrones, aunque aseguró que no hay alarma social en la población.

Afectados. “El primer robo fue el 30 de noviembre, entraron mientras los propietarios estaban dormidos. Esa misma noche intentaron robar en la casa de al lado, pero saltó la alarma y se fueron corriendo. Sólo les dio tiempo a llevarse el mando de la televisión, que después arrojaron al monte”, explica uno de los vecinos afectados que prefiere mantenerse en el anonimato por motivos de seguridad.
Seis días después, regresaron. Aprovecharon que una de las casas se había quedado vacía para desvalijarla. “Mi novio se había ido ese fin de semana y yo decidí irme a casa de mis padres. Cuando regresé me encontré toda la casa revuelta, la ropa por el suelo, todos los armarios y los cajones abiertos, los cuadros por el suelo… supongo que habrían estado buscando dinero, objetos de valor o cajas fuertes. Pero lo peor fue que se llevaron el coche, que apenas tenía tres días”, cuenta la perjudicada.
El vehículo fue localizado un mes después. “Le habían hecho 6.000 kilómetros en un mes y las placas eran falsas. Al menos no eran las de mi coche”, añade. Su matrícula la tenía otro coche que fue fotografiado en el término municipal de Murcia por un radar. El turismo que las llevaba había duplicado el límite de velocidad permitida en una vía. “Y encima me enviaron a mí la multa”, protesta la propietaria.
Después de ese robo, el tercero en apenas una semana, los vecinos de esta calle no volvieron a tener sobresaltos. Los ladrones se habían mudado a otra zona del pueblo, según pudieron saber después. Pero el viernes de la semana pasada otra de las casas de la urbanización fue saqueada y volvieron los temores. “Salimos a cenar a casa de unos amigos. Serían las ocho y media de la tarde. A las nueve nos avisaron de la central de alarmas de que se había activado en la sala de estar. Nos dijeron que ya nos avisarían si notaban alguna alteración y que ellos se encargarían de volver a activarla, pero no volvimos a saber nada más hasta que llegamos y descubrimos que nos habían robado el coche y la casa estaba patas arriba”, recuerda esta vecina.
Su teoría, basada en los hechos ocurridos, es que los habían estado vigilando. “Esperaron el tiempo suficiente para comprobar que no regresábamos y entraron. El resto es lo de siempre: la casa revuelta, todos los cajones abiertos y sacados de su sitio, los cuadros descolgados… la alarma estaba destrozada… Estaban tan seguros de que no íbamos a volver que incluso abrieron la cancela con el mando y salieron montados en el coche”, explica.
El vehículo, como le ocurrió a su vecina, también fue recuperado. Varios días después, en una zona colindante con Alhaurín el Grande. Lo estaban utilizando para cometer otro robo cuando la Guardia Civil los sorprendió en plena faena. Los agentes recuperaron el coche, pero los ladrones consiguieron huir.

´Modus operandi´. Según describen los damnificados, el modo de actuar de estos asaltantes es casi siempre el mismo. Entran por detrás de las casas, que están pegadas al monte, fuerzan las ventanas y acceden al interior de la vivienda. Una vez dentro arramplan con todo lo que pueden, cargan los coches y se marchan.
“El problema es que solo hay una patrulla de guardias civiles para todo el pueblo -que tiene más de 34.000 habitantes- y si hay un robo en una zona, no pueden atender a otra. Hemos pensado incluso en poner seguridad privada, pero es una calle pública y deberían encargarse las administraciones de mantener la seguridad”, reivindican los vecinos.
El alcalde del municipio está de acuerdo en eso. De hecho, según explica, el pleno del Ayuntamiento ya ha aprobado la cesión de un terreno para la construcción de un cuartel para la Guardia Civil, que estará listo en dos años, y han solicitado el refuerzo de efectivos con un mínimo de veinte agentes. “El pueblo ha crecido mucho desde que se creó el puesto principal y son necesarios más guardias para mantener la seguridad, pero es la Dirección General del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil la que tiene la última palabra”,

gracias a vivesegur sabemos esto y mas

: 652-153-799 legalizado